0
Posted 27 noviembre, 2017 by Sebastián Bussanich in Notas Técnicas
 
 

PARLANTES – Problemas no cubiertos por la garantía

Entienda los motivos y el porqué de algunos problemas que la garantía de su parlante, woofer, subwoofer, driver o tweeter “no cubre”

Alguna vez se sintieron estos comentarios: No lo subí de 20, jamás uso fuerte, estaba escuchando despacio y dejó de sonar, nunca largó olor, esta recién puesto no creo que se rompa, es caro y no se puede romper, no se la aguantó, no lo usé nada, mi amigo lo calibró bien, le puse potencia pero lo uso despacio, lo escucho tranqui, estaba con el auto parado y escuchando despacio, no me quedé sin batería! … y miles más…

Una gran parte del público del sonido automotriz ya debe haber pasado por ocasiones embarazosas con sus equipos, que tiende a dar defecto cuando uno más lo necesita, y la garantía no cubre, un buen ejemplo son los parlantes. La mayoría de los consumidores del rubro audiocar ya tienen un pre-concepto, y luego de cara van colocando la culpa en el fabricante, siendo que no siempre la culpa es de ellos. En el caso de que se produzca un error de uso por parte del usuario, es normal que no pueda acceder a la garantía del producto. Para que usted entienda los motivos y el porqué “de algunos problemas” que la garantía de su parlante no cubre, acá le brindamos unos ejemplos:

Bobina desprendida de la membrana:

Este problema ocurre cuando se sobrepasa el nivel de potencia del amplificador (Clipeando), generando la onda cuadrada. En estas condiciones la bobina genera mucho calor y no tiene excursión coherente a la disipación de calor de la bobina, carbonizándola.

Bobina quemada en un extremo:

Se produce cuando hay clipping asimétrico (sólo parte de la bobina está quemada) o, DC en la salida del amplificador, donde la bobina sale parcialmente del campo magnético en sólo uno de los sentidos (hacia adentro o hacia fuera entre los hierros). Las espiras pierden esta proximidad con los de los hierros del conjunto magnético y no tienen su calor debidamente disipado, quemando el barniz de la misma.

Fatiga mecánica:

El parlante presenta una visible decoloración del cono, el hundimiento del borde y el centrado. Este es un desgaste natural causado por un tiempo excesivo de utilización.

Colillas quemadas:

Generalmente ocurre cuando se tiene exceso de potencia aplicado en el parlante donde la colilla en esta situación, funciona como un fusible, y se vuelve inutilizable.

Bobina quemada con espiras sueltas en el formador:

Problema causado cuando el parlante se somete a un nivel muy alto de distorsión ocasionando la quema del barniz de la bobina, comprometiendo la estructura de la misma y soltando el devanado del formador.

Centrador, cono con rajaduras o borde cortado:

En el caso de que no se cumpla el corte mínimo de frecuencia recomendado por el fabricante, excediendo el Xmax del parlante, donde el mismo excursiona demasiado ocasionando la ruptura del centrador o del borde, también pudiendo ocurrir en montado en una caja fuera de sintonía o mal diseñada. También se dieron casos donde bolsos, o algunos elementos quedan apoyados sobre el cono y “frenan” la normal excursión del mismo.

Cono doblado o cortado en la base de la bobina:

Este problema también está relacionado al corte de frecuencia (frecuencia muy baja), causando una excursión en exceso, lo que provoca la ruptura del mismo. Similar al caso anterior, también se dieron casos donde bolsos, o elementos sueltos en el baúl quedan apoyados sobre el cono, “frenando” la normal excursión del mismo, provocando serios daños.

Carcasa quebrada o doblada:

Se requiere mucha atención con estos daños, que ocurren en general debido a accidentes de tránsito, choques o caída del producto, caída del parlante ya colocado en la caja inclusive. Todos estos casos son claros ejemplos de la pérdida total de la garantía original.

“NO POR TENER EL PARLANTE MÁS CARO SERA PARA TODA LA VIDA”

Sea prudente en el uso del producto. Entienda que simplemente en unos pocos segundos puede provocar cualquiera de los daños anteriormente mencionados.

Imagine comprar un vehículo cero km y al retirarlo de la consecionaria, llega al primer semáforo en 15 segundos y choca ! Usted vuelve a la concesionaria pidiendo GARANTIA?