155
Posted 17 noviembre, 2013 by Sebastián Bussanich in Notas Técnicas
 
 

¿Por qué se queman los woofers o parlantes?

He visto mucha gente quemar sus parlantes, y algunos piensan que sus parlantes son malos, error! no es así. Por eso que quise escribir unas líneas, sobre este tema. Espero que a muchos les sirva.

Les voy a explicar un poco como es el tema, con fundamentos técnicos – prácticos.

Los parlantes son una especie de “máquina” que transforma un tipo de energía en otro diferente, es decir, transforma una señal eléctrica EN SONIDO, a eso se lo denomina transductor. Su término técnico.

Como toda máquina tiene sus límites, y si sobrepasas sus límites mecánicos es seguro que dejará de funcionar.

Un parlante tiene un límite en el que puede moverse de adelante hacia atras para reproducir un sonido, a esto se le llama límite de excursión. Si le damos muchas frecuencias bajas (graves) al sonido que deseamos escuchar, es posible que el mecanismo del parlante se desintegre rompiéndose el cono y logrando que la bobina sufra un cortocircuito, y al suceder esto, adiós parlante, y adios música.

Pero no necesariamente el exceso de graves destruye parlantes, también lo hace algo llamado distorsión, que no es mas que audio deformado. Es ese sonido que suena muy mal debido al exceso de nivel en tu amplificador o potencia. Para evitar esto, debes controlar las CORRECTAS calibraciones de tu equipo de audio y evitar el recorte de señal, para un correcto ajuste recurra a profesionales que posean los instrumentos y herramientas necesarias para lograr el ajuste exacto para su equipo de sonido.

Un amplificador al recortar la señal, aunque parezca “loco” produce picos del doble de su potencia, al mismo tiempo que distorsiona ensuciando la señal y dejando de ser lineal, por lo que un parlante no soportará semejante castigo, y menos aún, al ser permanente esta distorsión.

Cuando se tiene un solo amplificador y se quiere lograr altos niveles de sonido en un espacio abierto es probable que intentes subir más el volumen de tu sistema, y allí es donde empienza la distorsión y los problemas. Cuidado con eso.

Con la distorsión también sufren los medios, drivers y los tweeters, que “generalmente” se funden por exceso de calor al recibir picos excesivos de señal, aunque se encuentre conectado luego de un crossover pasivo. La bobina de un driver es más delicada y su masa es más propensa a hacer cortocircuito si hay distorsión debido a los trasientes momentáneos. Por eso cuiden los niveles, y si te falta potencia, cambien por otro amplificador y más parlantes si buscan  destacarse entre varios vehículos o delante de la gente.

Por supuesto siempre es mejor trabajar con un sistema bi-amplificado, es decir, con un crossover activo, también conocido como divisor de vías, así conseguirás aprovechar todos los vatios de tus amplifcadores, y sonará mucho mas fuerte que un sistema de rango completo.

Recuerda, mientras más potencia tiene tu amplificador tendrá menos tendencia a recortar la señal y distorsionar, pero debes conectarlo a un parlante que soporte esa potencia. A un amplificador de 700 watss por canal si le conectas un parlante que soporte tan solo 50 w. es eguro que lo dañará, pues la bobina no soportará esa potencia.

Otro motivo: Amplificador no muy potente o demasiado bajo

Una situación común y lamentablemente peligrosa. Como medida de precaución o desconocimiento de la realidad, muchos compran un amplificador que es demasiado chico. En régimen alto, se cortará, distorsionará o enviará señales cuadradas, también entregará tensión continua directa al parlante, lo que será fatal para éste. Al cortarse, al entrar en protección, un amplificador de 100w puede alcanzar 300 / 350 watts distorsionados durante 1 milisegundo. Este problema se encuentra a menudo en los amplificadores económicos y de mucha potencia. En este otro caso, el dispositivo puede lleva a la destrucción de los altavoces de agudos.

Si el intervalo de potencia es amplio (por ejemplo, amplificador de menos de 100 watts para un parlante de 400 watts), el suministro de potencia bajo se hará difícil y dañará al parlante.

Las benditas cajas acústicas – Woofers

Otro punto muy importante es el diseño de la caja acústica, aunque todas las marcas proveen sus MANUALES en cada producto. Siempre el fabricante recomienda sus medidas. Obviamente son medidas para CUIDAR al producto. Si se modifican o usan una caja que no corresponde, queda bajo su responsabilidad !!! Lo correcto para conseguir un mayor rendimiento de tus woofers es recurrir a PROFESIONALES.

Es aconsejable que el amplificador tenga un 30 % más de potencia que el rango soportable por un parlante. Así se logra que suene fuerte. Bien ajustado y si no tienes distorsión, calibrado de manera correcta, nunca se quemarán tus parlantes.

Y por favor ! seamos sinceros ! no ponemos amplificadores, baterias, potencia, potencia y más potencia con varios woofers para despues decir “escucho despacito”.

Y por la experiencia aca les dejo algunas frases clásicas luego de romper: “jamás lo puse fuerte”, “no toqué nada”, “que raro porque no escucho fuerte”, “tiene garantia no?”, “mi amigo me lo hizo sonar más…”, “nunca lo pasé de 10”,  “estaba escuchando despacito”, “a baúl abierto no lo uso”, “no me quedé sin batería”, “hace rato que se escuchaba mal”, “nunca anduvo bien”,  etc etc etc…..

 

Altovolumen.com


Sebastián Bussanich

 
Desde 1998 dedicados al CAR AUDIO.